La apuesta en auge por las azoteas verdes en Barcelona

proyecto de cubiertas verdes

Hace unos años, la ONU advirtió de que, en 2050, aproximadamente el 70 % de la población mundial viviría en ciudades. Es por este motivo y por el impacto de nuestro día a día en el medio ambiente que se ha priorizado, como objetivo, reducir la huella de carbono e incrementar los espacios verdes en las ciudades. Aprovechar las azoteas en desuso es una solución para conseguir este objetivo. Como proyecto de cubiertas verdes, queremos hablarte sobre el auge por las azoteas verdes en Barcelona.

Este oasis verde ayuda a los ciudadanos a reconectar con la naturaleza y poder disfrutar de los beneficios que esta nos ofrece. Pero, además, estas ventajas van más allá, ya que colaboran en la lucha contra el cambio climático. ¿Por qué? Pues bien, porque, por un lado, aportan un aislamiento extra al edificio, son un espacio perfecto para la fauna y la flora local y, por otro lado, porque se convierten en un punto de encuentro para la comunidad.

El problema de las ciudades, hoy en día, es que, a causa del hormigón, el vidrio u otros materiales, estas absorben más radiación y provocan lo que se llama el efecto isla de calor. No obstante, gracias a los espacios verdes, conseguimos que, a través de la evotranspiración de las plantas, el agua se evapore con la energía del entorno y, por lo tanto, genera una pérdida de calor en el ambiente.

Con una cubierta verde un día de 37 ⁰C llega a los 65-70 ⁰C. No obstante, con una cubierta verde bajaría a los 40 ⁰C, y con una estructura de sombreado bajaría a 5 o 6 ⁰C más

¿Contra qué pueden luchar las cubiertas verdes?

No solo el calentamiento global es la única consecuencia que estamos viviendo por culpa del cambio climático. Los fenómenos meteorológicos extremos como diluvios, inundaciones, pero también sequía, están cambiando las estaciones del año y el planeta en general.

A causa de estas tormentas, el drenaje urbano no puede soportar el exceso. De ahí que entren en juego las cubiertas verdes, reteniendo las aguas pluviales y reduciendo las escorrentías. Así lo confirma el catedrático de ingeniería química, Xavier Gabarrell.

Y es que la vegetación de las cubiertas permite absorber el agua, pasarlo por los poros del sustrato, por el sistema radicular de la capa vegetal y por las capas técnicas de la cubierta verde. Mediante este filtrado, el alcantarillado no se colapsa. Un problema que, cada vez más, sufren las grandes ciudades mediterráneas a causa de las lluvias torrenciales.

Pero no podemos olvidarnos de la reducción de energía. La vegetación es un gran potente aislante térmico, favoreciendo así la reducción de costes tanto de calefacción como de refrigeración. De hecho, rodear estas plantas de instalaciones fotovoltaicas está cada vez más presente en edificios públicos. ¡Aunar estos dos elementos brinda importantes beneficios! Es por ello por lo que nuestro proyecto técnico de Theseconnect permite la instalación de placas solares.

Los paneles instalados en cubiertas verdes generan hasta un 16 % más de energía, ya que la vegetación actúa como un sistema de enfriamiento

Las cubiertas verdes también nos ayudan a tener un respiro en pleno verano. ¡Respiraremos mejor! Y es que las plantas tienen la capacidad de ser purificadoras del aire, puesto que filtran contaminantes originados por los vehículos.

Theseconnect, proyecto ideal para instalar cubiertas verdes

Existe una errónea creencia sobre las instalaciones de techos verdes, que sugiere que su peso podría comprometer la estructura. No obstante, este mito se disipa cuando se realizan los cálculos pertinentes por nuestro equipo técnico y se determina la carga máxima que pueden soportar.

En Theseconnect hacemos los cálculos necesarios para saber el peso que debe tener nuestra estructura modular. Además, nuestra instalación no requiere obras, gracias a sus firmes anclas. Así pues, a través de este cálculo, los techos verdes no solo añaden un elemento estético y ecológico, sino que también sean seguros y funcionales dentro de la estructura construida.

Apostando por nuestro proyecto no solo revitalizamos los espacios verdes, sino que también existe un pacto positivo en la revalorización de los edificios involucrados. La incorporación de nuevos usos en áreas previamente desatendidas mejora la percepción general del edificio y, en consecuencia, eleva su valor económico en el mercado inmobiliario.

Además, la implementación de cubiertas verdes en estos espacios embellece el entorno y prolonga la vida útil de la cubierta. Actuando como una capa protectora, los elementos verdes reducen los daños mecánicos, la radiación ultravioleta y las fluctuaciones extremas de temperatura, garantizando así una mayor durabilidad estructural.

En última instancia, nuestro proyecto es una mejora en la eficiencia energética del edificio, y es un beneficio clave en la rehabilitación de espacios urbanos y la instalación de cubiertas verdes.

¿Te gustaría saber más sobre nuestro proyecto de cubiertas verdes? Si es así, te animamos a que te pongas en contacto con nosotros, para reunirnos en tu espacio y hablar sobre la manera en la que podemos transformar tu espacio en desuso en un lugar sostenible, atractivo y funcional.

Noticias relacionadas